• Actualidad


I love hockey: El tema de la botellita de agua

No es una cuestión más ni aislada en el hockey. El tema de la botellita de agua es algo de todos los días. Bueno, de todos los días de entrenamiento. Y agrego el sábado. Porque la que no la lleva una vez, no la lleva NUNCA y SIEMPRE muere de sed. ¡Qué loco!



Las hockistas nos dividimos en dos grandes grupos: las que llevamos agua o jugo al entrenamiento y/o partido, y las muertas de sed que ya saben hace 10 años que se van a cansar corriendo atrás de la bocha y que su garganta les va a pedir líquido, pero igual no se llevan nada. NADA. ¿Por qué? Porque saben que existe el otro grupo fundamentalista de la hidratación que jamás les negaría un sorbito. Porque la amistad es compartir.

Te podés olvidar una vez la botellita, dos, y hasta tres veces mensuales es entendible. Pero, ¿siempre? No. Evidentemente no tenés ganas de gastar una pizca de tu energía en recargar una botella. Y además, sabés que hay un par que van a tener algo para tomar. Ya las tenés fichadas. Loli va con jugo rico, Juli con dos litros de agua, y Sofi se compra en el bar al terminar.



-Ay, ¿Te puedo sacar un poquito? Sólo un sorbo, para sacarme el gusto.

La frase más escuchada del mundo del hockey.

¿Gusto a qué? ¿ A correr? Se llama SED, amiga, y te pasa todos los entrenamientos, empezá a tenerlo en cuenta. ¿Ta?

Igual le convido, porque eso nos enseñaron. Hoy por tí, mañana por mí. Eso pasa en un equipo. (Aunque espero que con esta revelación, el grupo de las "Muero de sed" activen un toque y se copen con un bidón).




Por Sheila Shab, especial para I love Hockey y Hockey Mobile Dibujo: Luli Ferrini