• Mundial


01.08.2018 981

Los penales dejaron a Argentina sin sueño Mundial

Jugaron bien e igualaron 0 a 0 ante Australia, pero en la definición, pese a una gran tarea de Belén Succi, cayeron por 4 a 3 y quedaron eliminadas del Mundial de Londres. De esta manera Argentina no puede igualar el tercer puesto en La Haya 2014 y al igual que en los Juegos Olímpicos de Rio se despiden del certamen en los cuartos de final.

Las Leonas no esperaban despedirse tan pronto del Mundial de Londres. Por su historia, por sus ganas, por haberse preparado para subirse a lo más alto del podio. Pero paradójicamente, en su mejor performance en el certamen no pudieron romper el cero y en los penales fueron superados por Australia.

Los primeros 30 minutos fueron un juego de ajedrés. Los dos equipos se estudiaron, se cuidaron del error, y se respetaron más de la cuenta. Argentina contó con dos posibilidades: una pegada de Rocío Sánchez Moccia que la arquera sacó en el primer palo, y un desvío de Julieta Jankunas que se tiró de cabeza tras una buena bocha dividida por Julia Gomes Fantasia.

En el arranque del tercer cuarto, María José Granatto quedó frente a la arquera con una bocha picando en el área e intentó definir por encima pero Rachel Lynch logró achicar en tiempo y forma y evitar el gol. La respuesta de Australia llegó con un revés de Kathryn Slatttery que tapó Belén Succi. Nuevamente Sanchez Moccia fue protagonista cuando cara a cara con Lynch trató de eludirla y por poco lo consigue, en otra buena maniobra ofensiva.

Nuevamente los cortos argentinos estuvieron lejos de generar peligro y la necesidad de tener una ejecutante de jerarquía es una cuenta pendiente en el conjunto argentino. Esta vez el sistema defensivo estuvo seguro pero el equipo de Corradini careció de peso en el área rival para poder romper el cero.

Llegaron los penales y pese a que Succi logró contener tres ejecuciones, en instancia de eliminación directa Australia fue más efectivo y terminó festejando el pase a las semifinales.

En la cara de las chicas argentinas podía observarse la tristeza y la bronca por el golpe sufrido en manos de un rival que durante los 60 minutos no fue superior. La tranquilidad de haber encontrado su mejor versión pese a un arranque flojo, fue el consuelo que cada una destacó una vez consumado el encuentro. En Noviembre, el Champions Trophy será la próxima cita para un equipo que ya quiere revancha.